NUESTRA HUELLA EN LA TIERRA

  • Considerado uno de los enólogos chilenos más hábiles en la bodega, Aurelio siempre ha sostenido que “el 80% de un buen vino yace en los viñedos y sólo un 20% en la bodega.” De aquí parte nuestra preocupación permanente por los viñedos que nos ha permitido producir vinos de clase mundial. Desde los viñedos a la bodega, estudiamos minuciosamente todas las variables de los procesos de producción. Somos obsesivos en esto: no dejamos nada al azar que afecte a los vinos resultantes. Desde la creación de nuestros primeros Montes Alpha, la eliminación de racimos en exceso durante la primera parte del periodo de crecimiento y una reducción en la irrigación, nos han asegurado los ansiados menores rendimientos (variando desde dos a ocho toneladas por hectárea) y uvas de la mejor calidad.


    Mapa Viñedos
    Ver > Descargar >
  • Sólo las mejores uvas
    La marca distintiva de nuestros vinos le debe mucho a la cosecha de uvas en su justo momento de madurez.

    Siempre queremos una fruta completamente madura para tener taninos completamente maduros. Recogemos las uvas en las horas de mayor frescor, privilegiando la madrugada (llegando incluso a realizar exitosamente las cosechas nocturnas) para conservar su frescura en el traslado. Y ya en nuestra bodega, eliminamos los racimos de calidad inferior. No existe día en que no pensemos en nuestro afán de experimentar y observar formas de crear vinos con el sello Montes, sin seguir modas ni tendencias. No seguimos recetas: sólo necesitamos buenas uvas (las mejores) y cuidado y cariño en la manera de hacer las cosas. No sobre-procesamos ni manipulamos los vinos:

  • solamente los dejamos descansar y madurar en barricas de roble, dándoles nuestro toque especial y siempre acompañados y protegidos por nuestros ángeles.